Preocuparnos por la autoestima, puede afectar el rendimiento

Preocuparnos por la autoestima, puede afectar el rendimiento

Las profesoras (es) han sido llevados a pensar que se debe elogiar a los alumnos diciéndoles que son inteligentes.

Investigaciones recientes (https://www.edutopia.org/article/growth-mindset-resources) han demostrado que alabar a los alumnos por su inteligencia es perjudicial y forma en ellos una “Mentalidad Fija”. Esta mentalidad fija gatilla la idea que la inteligencias es algo fijo, que no es necesario esforzarse, que los desafío son un riesgo y para evitarlos ellos (as) nos dicen que son aburridos. La Mentalidad Fija actúa como freno del aprendizaje, los alumnos no intentan cosas nuevas o se exponen a situaciones donde es posible equivocarse.

Una alternativa es desarrollar en los alumnos (as) una “Mentalidad de Crecimiento”, donde el elogio no es a una característica estable y global (inteligencia) sino un método utilizado por el alumno en su aprendizaje, al esfuerzo, a la estrategia seleccionada y lo focalizado que se estuvo en la actividad. La inteligencia es algo que se puede desarrollar en los (as) estudiantes y se puede mejorar. El coeficiente intelectual ha mostrado no ser el mejor predictor de un buen rendimiento ni bienestar, éstos dependen más de la garra, pasión y fortaleza humana.

Los alumnos (as) con Mentalidad Fija tienden a participar solo en tareas que les aseguren el éxito, en cambio los con Mentalidad de Crecimiento están dispuestos a asumir riesgos, se permiten equivocarse, vuelven a intentarlo y buscar nuevas formas de responder.

Estamos hablando de algo más que una nueva forma de elogiar (reforzar) a los alumnos, es un nuevo sistema de valores que retroalimenta a los estudiantes para llegar más allá de las habilidades demostradas y desarrollar nuevas. La vida no es algo fijo, rápido y fácil, sino algo elaborado con un sentido.

C. Castellon Suarez MA

Ref. https://ed.stanford.edu/sites/default/files/manual/dweck-walton-cohen-2014.pdf